Sesión de Fotos Recién Nacido en Ibiza

Mónika Teruelo

Mónika Teruelo

Súper Artista Pataditas

¡Qué pasada es ver por primera vez a tu bebé! Ya está aquí después de tantos meses de espera. Seguro que tú también te quedas embobada mirando esos morrillos, esas manitas y esos piececitos… sin duda, la etapa más tierna y la que más deprisa pasa. Las primeras semanas es un momento realmente especial en el que tu bebé cambiará muchísimo, y seguro que querrás recordarlo siempre así. ¡Guarda cada instante porque pasará volando y jamás volverás a verlo así de pequeñín!

¿CUANDO DEBO REALIZAR LAS FOTOS?

Os vamos a dar varios detalles sobre cómo de realizar la sesión de fotos de recién nacido, porque es una experiencia realmente bonita e importante para la familia.

Nuestra recomendación es que, si quieres unas fotos naturales sea el fotógrafo directamente al hospital, pero si quieres unas fotos de estudio, al menos esperes 8 días después del nacimiento del bebé. Sabemos que es muy fácil caer en la tentación de hacer fotos de estudio con poses forzadas antes de esos días, pero ¿sabes por qué nosotros no somos partidarios? Porque el bebé aún es muy muy frágil, y la prioritaria es su bienestar y sobre todo su integridad. Por eso, nuestro servicio de traslado es completamente gratuito. Hasta que pasen esos días, disfruta al máximo de darle todo el amor posible y respetar al máximo el cambio tan importante que ha sufrido al llegar a este mundo, aún está adaptándose.

PREPARA TU SESIÓN DE FOTOS

Recuerda reservar al menos 3 semanas antes con el fotógrafo para tener disponibilidad para la fecha en el que nazca, aunque nosotros siempre estaremos muy pendientes de la evolución de tu embarazo y del momento en el que des a luz. Avisar lo antes posible del nacimiento de tu peque, os ayudará a poder ultimar cada detalle de la sesión.

Es interesante realizar las fotos al bebé en los primeros 15 días para poder tener un buen resultado, porque cada día estará más inquieto o incluso puede empezar a tener alguna incomodidad intestinal.

Si el bebé no pasa por su mejor momento por los gases, cólicos, etc, es preferible que se anule la sesión, igual piensas que es una molestia para el fotógrafo, pero en realidad es una decisión muy buena para todos. Nosotros estaremos encantados de posponer a otra fecha mientras el bebé se recupera de las molestias, así el bebé está cómodo y seguro y todos podréis disfrutar junto a él de esta preciosa experiencia para conseguir inmortalizar este instante irrepetible.

También, puedes hacer el seguimiento con una minisesión cada 2 semanas, porque alucinarás lo rápido que va cambiando en esos momentos, y nunca más volverás a verlo así.

ANTES DE LA SESIÓN

Piensa qué estilo de fotos te gustaría más y que instantes te gustaría immortalizar y elige el profesional que más se adapte a lo que quieres. Eso también ayudará al fotógrafo a decidir con qué luz trabajar, en qué lugar, etc.

A nosotros nos encanta las fotos en el hogar del bebé, para que se sienta más cómodo y podamos inmortalizar esos momento tan íntimos y cotidianos, como cuando le das el pecho o le muerdes los pies, para que puedas recordarlos tal y como eran, sin poses ni artificios.

Es bueno tener preparado remitas para hidratar la piel de bebé para reducir la piel escamada en la medida de lo posible. 

También, piensa en si quieres que tu bebé pose desnudito o con algún traje especial, así te dará tiempo a prepara con anterioridad el look o atuendos con los que quieres recordarlo. Su suave mantilla, sus primero patucos, algún body molón, un peluche especial o algún gorrito que te encante. Si no se te ocurre ninguna idea siempre puedes pedirnos consejo, a nosotros nos encanta ayudaros con ideas creativas.

EL DÍA DE LA SESIÓN

Cuando llega el día de la sesión, se suele realizar por las mañanas, en un exterior, en tu casa o en estudio, según hayas ultimado con el fotógrafo. Lo más importante es que esté en un ambiente cálido, tranquilo y confortable.

Nosotros recomendamos las fotografías con luz natural antes que los focos de estudio, para que dañen lo mínimo posible sus ojitos que aún están muy sensibles.

La duración es de 1,5 horas aproximadamente, porque para nosotros lo más importante es el resultado. Durante la sesión habrá tiempo para que el bebé coma, haga sus necesidades o cambiemos de ubicación. ¡Todo lo necesario para poder hacer las fotografías más hermosas!.

Cuando realizamos las tomas tenemos en cuenta cada detalle de tu bebe, su pelito, sus pies, sus manitas, entre otras cosas. Es, sin duda, el momento más conmovedor y pasará volando. Estaréis hipnotizados por cada uno de sus gestos, de sus muecas.. y cuando menos te lo esperes habrá cambiado muchísimo, así que vas a querer recordar como era en cada instante. 

Aunque el protagonista de la sesión es el peque, a nosotros nos encanta que participéis toda la familia, así podréis recordaros junto a él, como cuando agarra el dedito de papá con toda su mano diminuta o su hermanito mayor le besa el morrete. ¡Ay, esos momentos de ternura no se pueden olvidar jamás!

Sin duda, la mejor manera de guardar este recuerdo tan chulo es en un bonito álbum, las imágenes que guardas solo en digital pueden perderse y no suelen verse a menudo. Te las recomendamos que las tengas a mano para enseñárselas a la familia o verlas de vez en cuando. ¡Seguro que todos querrán tener estas fotos tan bonitas, así que puede ser un buen regalo para los abuelos!

Si quieres más información sobre nuestras sesiones escríbenos por Whtasapp, ¡Estamos encantadas de ayudarte!

Comparte en tus redes sociales

Destacado
Estar al día

Suscríbete a nuestro Newsletter

Únete a nuestra lista y recibirás con consejos para mamis y bebés, con novedades de nuestros productos y alguna que otra sorpresa.

Comparte
Shop

Cosas bonitas para
#mamismolonas

¿QUIERES UN PRESUPUESTO​?

Si necesitas información sobre nuestras tarifas, rellena este breve formulario y te enviamos el presupuesto que más se adapta a ti